Para quien se visten las mujeres?

Para quien nos vestimos las mujeres? Como seres humanos buscamos la aceptación y aprobación de nuestros semejantes, siendo el vestir un canal fundamental si de causar impresiones se trata; en las ramificaciones del tema se ha llegado a plantear que las mujeres nos vestimos para otras mujeres como un instinto de competitividad y que nos vestimos para los hombres en el afán de aprobación.

Si, en la psiquis femenina aunque muchas se empeñen en decir que se visten para si mismas lo cierto es que tal decisión es muchas veces polarizada

Mujeres se visten para otras mujeres

Quiero agradar, quiero encajar, quiero mostrar distinción, son algunas de las intensiones que pasan por nuestras mentes al momento de vestirnos en consideración a nuestras semejantes, pero que sucede cuando el amor propio y nivel razonable de ego  se convierte en un narcisismo avasallante?

“Vístete para matar” es una frase con interpretación ambigua, que mas allá de señalar la posible reacción que con nuestra vestimenta se logre en el sexo opuesto, en realidad implica neutralizar e intimidar a la competencia, en este caso otras mujeres; decir quienes somos o quienes queremos ser en un momento dado a través del vestir es todo un arte que requiere destreza e intuición si queremos salir airosas, de lo contrario la hazaña puede tener un costo: tratar de acaparar la atención y el siempre buscar ser ” la mas “, puede ser el principal opacante de nuestra identidad, generando un bloqueo de empatía y el recelo  por parte de nuestro genero …

253334_255741374570509_1196479395_n

Mujeres que se visten para ellos

A la hora de vestirnos es apenas normal tratar de complacer consciente e inconscientemente a los demás, especialmente a la pareja, lo que está bien siempre y cuando no sea una imposición y las elecciones respondan a la convicción propia

172035463

En este aspecto el tema se presta para contradicciones,  no se critica el querer lucir sexy para ellos alguna vez, pero cuando el ritual del vestir se traduce en un espectáculo de complacencia hacia el sexo opuesto se esta siendo inconscientemente sumisa, siendo común  el caso en que las mujeres ceden ante las preferencias caprichosas de individuos que solo pretenden exhibirlas como presa.

Caso contrario cuando con practicas opresivas e imposiciones disfrazadas de amor celoso y protección muchas terminan marginando su vestir,  llevando prendas y estilismos que ahogan su personalidad; solía tener amigas quienes se privaban de llevar lo uno y lo otro con tal de no enfadar a sus parejas, pocas de esas relaciones aún persisten, pero los años de lucir lo que podían se fueron, conclusión – no dejes que nadie coarte tu libertad

Equilibrio e Individualidad – la claves para el estilo genuino

Ya sea que tengamos un estilo definido o estemos en la búsqueda de el, todos sopesamos nuestra vestimenta y las reacciones que podemos generar con ella, en otras palabras el concepto que se formen de nuestra persona y para que nuestro concepto sea un reflejo de quienes somos en realidad la aprobación de nuestra imagen debe venir de nosotras mismas y basadas en nuestra convicción; sin que esto se entienda como una transgresión al respeto por la etiqueta y cuidado en nuestra apariencia frente a personas en eventos y circunstancias que lo ameriten, el verdadero reto en la conquista de un estilo propio consiste en elecciones libres de compromisos y condicionamientos que los juicios ajenos supongan.

Porque una mujer de verdadero estilo busca ante todo satisfacerse a si misma con lo que ve en el espejo sin subordinar sus elecciones a la complacencia de terceros.

Frases de Moda y estilo, frases de imagen

Gracias por visitar!

Comments

comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *